El alcalde obvia el mandato del pleno y apaña por la puerta de atrás con la Generalitat otros usos para el edificio proyectado, construido y subvencionado como Museo de Semana Santa

By 2 marzo, 2018Noticias

Sin diálogo ninguno con la JMC

  • La Junta Mayor de Cofradías se ha enterado, una vez más, por la prensa de esta resolución que el Equipo de Gobierno Local ha tramitado de espaldas totalmente con la entidad cofrade.
  • José Manuel Dolón ha encontrado en el gobierno autonómico de Ximo Puig y Mónica Oltra a los cooperadores necesarios de este golpe a la religiosidad popular de Torrevieja.

El presidente de la Junta Mayor de Cofradías de Torrevieja, Jesús Sánchez Seva, ante la rueda de prensa del alcalde de la ciudad en el día de hoy en la que ha dado cuenta de la resolución de la Generalitat con una nueva distribución de lo que iba a ser el nuevo Museo de la Semana Santa, ha mostrado su sorpresa más absoluta porque en ningún momento José Manuel Dolón se haya dirigido a la entidad para informarles de la misma, y él mismo haya tenido conocimiento por los medios de comunicación. “Ahora entiendo –añade Sánchez Seva- por qué Torrevieja está a la cola nacional en el ranking de transparencia”.

El presidente de la Junta ha dejado claro que, tras las primeras consultas con los miembros de la Comisión Ejecutiva y los presidentes de las quince cofradías que integran la entidad, rechazan totalmente esta opción unilateral, que viene a ser incluso peor que la que ya dejó sobre la mesa el Pleno Municipal de junio de 2016, ya que elimina también el uso del sótano -3.

Jesús Sánchez, convocará la próxima semana una reunión extraordinaria y urgente del Pleno de la Junta para acordar las medidas a adoptar, y en la que no se descarta ninguna vía. El presidente se ha preguntado con qué base legal ha obviado José Manuel Dolón y su gobierno multipartito el acuerdo de dejar el tema sobre la mesa que se adoptó por mayoría absoluta en la referida sesión de junio de 2016, para apañarlo ahora por la puerta de atrás con la Generalitat Valenciana y teniendo como a Ximo Puig y Mónica como cooperadores necesarios de este golpe a la religiosidad popular de Torrevieja.

Jesús Sánchez Seva indica que la resolución de la Generalitat supone eliminar alrededor de 300 metros cuadrados de superficie expositiva del patrimonio cofrade torrevejense. Según los datos del Catastro, el inmueble que ahora se destina a Museo de Semana Santa en la calle Formentera dispone de una superficie para exposición de algo más de 920 m2. “Con las dos plantas que ahora se nos ofrecen –añade el presidente- habrían 631 m2, casi 300 menos que ahora, donde ya nos encontramos totalmente saturados”. Esta decisión deja también a la Junta Mayor de Cofradías sin un lugar de trabajo administrativo, de la que sí que dispone el Museo actual.

Desde su llegada al gobierno de la ciudad, José Manuel Dolón y sus socios han dado diferentes muestras de su rechazo a la religiosidad popular y los desfiles pasionales. Ejemplos como su ataque al nuevo Museo, su falta de diálogo y colaboración, su intentona de querer eliminar la subvención nominativa o su negativa a arropar una manifestación multitudinaria como nuestra Semana Santa, son ya una desagradable tónica en su selectiva manera de ejercer el servicio público.

José Manuel Dolón continúa así prosperando en su objetivo de pasar a la historia de Torrevieja como el alcalde que más daño le ha hecho a la Semana Santa, a la que siempre ha dado la espalda y a la que en casi tres años como primer edil no ha respaldado ni en uno sólo de los actos que ha convocado, como parece que así va a seguir siendo en lo poco ya que le resta de mandato.

La Junta Mayor de Cofradías, la entidad que probablemente mayor número de socios tiene en Torrevieja y la que organiza una de las Semanas Santas más significativas de la provincia de Alicante, quiere reivindicar nuevamente, tal y como ha hecho siempre fuera cual fuera el color político del Gobierno Local, que el Museo se concluya y se destine para el fin que se proyectó.

Hay que recordar igualmente que el actual museo se inauguró en 1991, y que desde entonces, los pasos y enseres de las 15 cofradías se han multiplicado exponencialmente, quedándose del todo pequeño. Por tanto, el nuevo edificio para el Museo de la Semana Santa supondría, según se proyectó en su momento, un espacio con una auténtica concepción museográfica, de la que se carece en la actual infraestructura. La JMC apuesta por que el nuevo Museo sirva para dar un paso decisivo, para tener un edificio vivo, a la vanguardia de este tipo de espacios, cuya exposición de patrimonio (bordados, orfebrería, talla, música, audiovisual e imaginería) sea rotatoria y vaya variando progresivamente, presentando una renovación permanente, acorde a la dimensión actual de nuestras procesiones y siempre en pro  de Torrevieja.

Leave a Reply