El Crucificado sube por primera vez al Calvario con el Vía Crucis que compuso Ricardo Lafuente en 1982

By 5 abril, 2014Noticias

Coincidiendo con el 60 aniversario de su fundación

  • La novedad más destacada fue la sobresaliente intervención del Coro Maestro Ricardo Lafuente que fueron los encargados de cantar las catorce estaciones del ‘Vía Crucis’, según la composición original de Ricardo Lafuente.
  • También pudo verse de nuevo a la imagen del Crucificado entronizada en su paso cincelado en plata en los talleres de la Viuda de Villarreal de Sevilla y portada por costaleros y costaleras de los tres pasos de la Cofradía.

TORREVIEJA. 05-04-2014. Centenares de fieles arroparon anoche el Solemne Ejercicio del Vía Crucis con la venerada imagen del Cristo Crucificado que, como viene haciendo desde 1991, discurrió desde la parroquia de la Inmaculada, hasta la plaza del Calvario, donde intervino la Agrupación Coral Manuel Barberá, bajo la dirección de Sergey Larkin, y regreso a la misma. Un acto clásico de la Cuaresma torrevejense que este año, al coincidir con el 60º aniversario de la fundación de la Cofradía y también de los 60 años que tiene la propia imagen titular, presentó importantes novedades.

Sin duda alguna, la más destacada fue la sobresaliente intervención del Coro Maestro Ricardo Lafuente, bajo la dirección de su nuevo titular, Aurelio Martínez López, que fueron los encargados de cantar las catorce estaciones del ‘Vía Crucis’, según la composición original que escribió en 1982 el siempre recordado Ricardo Lafuente Aguado. Pese a la complejidad de abrirse paso entre los muchos fieles que arroparon el ejercicio y también el hecho de tener que cantar a capella y al aire libre (quizá por eso nunca antes se había interpretado íntegro en este formato de exteriores) los miembros del Coro ejecutaron una intervención magistral, fruto de muchos meses de ensayos. Tal fue el grado de aceptación que finalizado el Vía Crucis, después de dos horas y media de recorrido por las calles de Torrevieja, se acercaron para felicitarles y animarles a que, en adelante, se repita.

Anoche también pudo verse de nuevo a la imagen del Crucificado entronizada en su paso cincelado en plata en los talleres de la Viuda de Villarreal de Sevilla. Un gesto que dejó de llevarse a la práctica para este Vía Crucis algunos años atrás, y que éste, coincidiendo con la efeméride de la fundación de la Cofradía, se ha optado acertadamente por retomar. También, bajo las andas del Crucificado y de forma extraordinaria, pudieron verse tanto a sus costaleros habituales, como también a los hombres y mujeres que portan los otros dos pasos cotitulares de la Cofradía.

El día anterior, la imagen quedó preparada sobre su trono, tras la Liturgia de la Palabra y el Acto Solemne de descendimiento del Cristo Crucificado desde su altar en la Parroquia de la Inmaculada. En el oficio religioso, cantado por la coral Francisco Vallejos dirigida por Aníbal Cano, se impusieron las cruces a los más de 60 nuevos cofrades, así como también para los costaleros y costaleras que portan los tres pasos de la Cofradía. Un oficio que concluyó con un prolongado y multitudinario besapié por el que pasaron centenares de fieles y devotos.

Leave a Reply